Blog

El rendimiento de la madera de Iroko (Falsa Teka o Teka Africana) en las líneas costeras es excelente, con gran durabilidad al exterior. El rendimiento en climas de interior con veranos extremadamente secos provoca problemas de estabilidad por lo que siempre debe estar laminada. El barnizado es un punto en contra de esta madera, no se puede lacar en colores claros como el blanco debido a los metales que posee. Pueden aparecer vetas tintadas de amarillo-verde. La poca homogeneidad de los tonos de las piezas las hace poco recomendable para colores transparentes o claros.

Leer más

EL Iroko, el Framiré y el Roble, son maderas que se recomienda lacarlas en blanco, por destiñes de taninos o metales.

Leer más

En España la mayoría de las ventanas de madera están construidas con madera de Pino o de Iroko. Las maderas del grupo de las coníferas como el Pino, tienen un buen comportamiento en climas con una humedad estable durante todo el año sin estaciones secas. Las coníferas suelen ser maderas de poca durabilidad a la intemperie, además del problema de la exudación de la resina y su mayor dilatación. Estos problemas las hace menos longevas y que necesiten un mayor mantenimiento del barnizado.

Leer más